El Representante a la Cámara por Bogotá David Racero presentó hoy ante el Tribunal Administrativo de Cundinamarca una acción de nulidad en contra del Decreto Distrital No. 749 de 2019, el cual, a su juicio, promueve la contaminación ambiental, se expide con criterios meramente económicos basados en discriminación a la población segregada socialmente y premia la congestión.

Racero indicó que el aumento en los niveles contaminación se daría especialmente en zonas en donde se aplica la medida, ocasionando afectaciones al derecho al ambiente sano por la concentración de la congestión vehicular, lo cual tiene repercusiones directas en la vida y en la salud de las personas que viven y deben circular en estas zonas, y que, debido a su posición económica, no tienen otra alternativa.

Y añadió que, el pico y placa se impone en las ciudades con el fin de desincentivar el uso del carro particular logrando así, reducir la polución y disminuir la congestión, pero que en este caso, la media contraría la política de movilidad de los últimos 20 años en Bogotá, pues promover su uso, a cambio de una contraprestación económica; es decir se paga para contaminar, incumpliendo con los objetivos de movilidad sostenible.

Por último, el representante señaló que este decreto genera discriminación negativa y perpetúa la desigualdad hacia quienes no tienen capacidad económica, toda vez que los somete a mayores lapsos de espera en el tráfico Bogotano, a restricciones en el acceso y goce del espacio público, y que, en contravía, los únicos que se benefician son quienes tienen alto poder adquisitivo, pues son los únicos que obtendrán mayor comodidad.

Visualice la demanda completa en el siguiente enlace: https://drive.google.com/file/d/1jdvtqVUdFnBiPCaHpjbbqYzS3z971qpS/view?usp=sharing